Viernes, 03 Marzo 2017 21:08

El camino es amar la libertad

Más de cien mil personas vibraron con la imponente puesta en escena de "Sueños de Libertad: El Cruce de Los Andes", en el Autódromo de Zonda. A 200 años de la epopeya que ejecutó la independencia de América, revivimos la hazaña y enseñanza del Padre de la Patria en el Espectáculo Final de la Fiesta Nacional del Sol 2017.

Para construir el futuro es necesario conocer el pasado y cimentar el presente. Es por eso que para mirar para adelante, los sanjuaninos hicimos un repaso por uno de los momentos bisagra de nuestra historia, el cruce de la cordillera de Los Andes gestado y propiciado por el General San Martín, en busca de la independencia de América del Sur.
Más de 450 artistas en escena, entre bailarines, actores y acróbatas representaron de manera exquisita y fiel al contexto del 1800, el ambicioso plan samartiniano de liberar a los sudamericanos. El magestuoso escenario de 2500 metros cuadrados, fue diseñado para adaptarse a cada una de las épocas y momentos que se exhibieron. 
El centro del argumento se dio en la habitación del anciano Don José de San Martín en Boulogne Sur, donde le cuenta a su hija Merceditas la gesta libertadora, a través de las cartas que se envió con los Comandantes y Políticos. A través de un flashback, se situó al Comandante en Jefe del Ejército de Los Andes en la época de la búsqueda de la independencia de la corona española.
Un papel fundamental interpretaron las bailarinas de rojo, quienes representaron la pasión de aquellos hombres que se sumaron a la travesía del cruce de la cordillera para liberar a todas las generaciones venideras de la obediencia monárquica. Para esto, fue fundamental el rol de las mujeres, ya que no sólo prepararon las vestimentas, comidas y el equipaje de sus esposos, sino que además se hicieron cargo de toda la economía regional, trabajando y manteniendo un hogar, con la fortaleza y firmeza que caracteriza a la mujer cuyana.
El Espectáculo Final de la #FNS2017 fue un exquisito repaso por la historia de nuestra libertad, la ambiciosa y alocada idea de un hombre que se atrevió a soñar y convertir en posible lo que otros no se atrevieron a enfrentar por su Patria. Hace 200 años nos dejó una enseñanza que perdurará hasta el fin de los tiempos, y es que el camino es amar la libertad.